Actualidad RH

Eventos de Capacitación en Recursos Humanos

Reincorporación de empresas y NOM-035: recomendaciones

Por Redacción Amedirh - 10 de Julio 2020

Reincorporación de empresas y NOM-035: recomendaciones

El retorno a las actividades presenciales en las empresas no será sencillo para los trabajadores. Elementos como el confinamiento, la pandemia, el riesgo de contagio y hasta el trabajo remoto poco planeado han sido factores de riesgo psicosocial, incluso algunos ya han generado afectaciones en la salud mental de las personas, como insomnio, estrés, angustia y hasta ansiedad.

Las obligaciones patronales de prevenir factores de riesgo psicosocial siguen vigentes y también los plazos para cumplir con la NOM 035, una norma que busca prevenir elementos en el entorno organizacional que pueden dañar la salud mental de los trabajadores.

Actualmente, y mientras entra en vigor la segunda etapa de la NOM 035, sin importar el tamaño de la empresa, los empleadores están obligados a prevenir factores de riesgo, que pueden ser sobrecarga de trabajo, jornadas laborales mayores a la que contempla la Ley, liderazgos negativos, poco control sobre el puesto, falta de claridad de las funciones a realizar, entre otros. Además, deben establecer canales de comunicación e identificar a los trabajadores que han vivido un acontecimiento traumático severo.

En ese sentido, Alejandra Toscano Martínez, directora general de DNE Consulting, considera que hay aspectos que deben tomar en cuenta las empresas durante el retorno laboral, lo que les ayudará a cumplir con algunas obligaciones de la NOM 035 y a crear un entorno organizacional favorable para el trabajador, aunque las dinámicas de la vida de la oficina cambien.

“Lo que busca la norma es crear medios ambientes organizacionales que impacten de manera positiva en el colaborador. Tener una estructura sana, una estructura organizada, va a provocar en los colaboradores mayor satisfacción, pero también mayor eficiencia. La norma lo que volteó y le dijo a las empresas es, estructúrate, ordénate, pon en línea, crea procesos, evalúa, reconoce a tus colaboradores, genera sentido de pertenencia”, explica en entrevista.

Alejandra Toscano, coach organizacional y empresarial certificada por Harvard University Global System, impartirá el webinar Conceptos clave de la NOM 035 y sus normas complementarias, organizado por la Nueva Academia Digital de GINgroup, empresa presidida por Raúl Beyruti Sánchez, precisamente para ayudar a las empresas a establecer un plan que atienda las necesidades emocionales de sus colaboradores en la reapertura tras el confinamiento por la pandemia de Covid-19.

En este contexto, la especialista sugiere que, durante el regreso a los centros de trabajo, las organizaciones tomen en cuenta lo siguiente:

1. Garantizar la seguridad
El primer paso es que el trabajador se sienta seguro de regresar a las actividades presenciales. Por ello, es necesario que las empresas cumplan al 100% con las medidas sanitarias y que le hagan saber a los colaboradores que el retorno es seguro.

“No es lo mismo retornar a tu oficina, con una oficina que veas que no ha implementado ninguna medida de seguridad, en donde dices ‘oye, la probabilidad de contagio sigue siendo una realidad’ y que mi empresa no haya hecho nada, me va a generar un estrés y una ansiedad impresionante”, expone la directora general de DNE Consulting.

2. Bienvenida Empática
Si bien las medidas sanitarias impiden que se lleven a cabo algunas prácticas que pueden mejorar la bienvenida, la empresa debe buscar la vía para mostrarle al colaborador que están feliz de tenerlo de vuelta y que esté sano. El día del retorno no será normal, en primera instancia por los filtros que deben tener los centros de trabajo, pero las organizaciones pueden hacer mucho para que no sea un momento tan simple.

“Bienvenidos nuevamente”, “estamos preocupados por ustedes”, “esto es lo que vamos a realizar”, “esto es lo que vas a encontrar en tu nueva oficina”, “estos son los cuidados especiales”, son frases que pueden mejorar la experiencia durante el retorno.

“Que ellos sientan que no llegan a un lugar equis, que se sientan acompañados y bienvenidos, que se cree un comité o alguien, puede ser de Recursos Humanos, que esté abierto a una comunicación continua, que me pueda aclarar cualquier duda”, expone la especialista.

3. Liderazgo positivo
El retorno seguro y sin más riesgos psicosociales de los que ya pudo experimentar el trabajador durante la pandemia, no puede hacerse con liderazgos tradicionales. Hoy más que nunca, comenta Alejandra Toscano, se requiere líderes congruentes y empáticos.

Los líderes también deben respetar las medidas sanitarias, incluyendo portar cubreboca o careta, pues es el ejemplo que transmiten a los colaboradores y es parte del mensaje que envían de un entorno seguro. “Tú puede tener un buen regreso a la organización, pero a lo mejor el jefe dice ‘no, es muy molesto’ y se quita el cubreboca”.

Además, es importante compartir el protocolo de seguridad y recomendaciones que no sólo sirvan para la actividad laboral, sino también para el entorno familiar. “Es una forma de generar pertenencia, porque la organización también se preocupa no sólo de lo que pasa con el colaborador dentro de la empresa, sino con el colaborador en el trayecto a su casa y estando en su casa”, apunta.

4. Evitar la sobrecarga de trabajo
La mayoría de las empresas tuvieron pérdidas de ingresos y requieren recuperar parte de lo perdido, pero esta recuperación no puede ser a costa de sobrecargar a los trabajadores. Las empresas deben ser cuidadosas en el establecimiento de los nuevos objetivos para evitar saturar de trabajo a los colaboradores que regresan de un entorno nada sencillo.

“Qué le vas a pedir ahora, cómo se lo vas a pedir y que sea como la famosa metodología SMART, que sea alcanzable. Porque, imagínate que después de todo el estrés de ‘me voy a contagiar, tengo que cuidarme, el cubreboca no es agradable, me incomoda’, todavía llegar y decir ‘del 100% de metas, pues ahora auméntale el 50 porque estamos muy mal y no hemos vendido”.

La recuperación debe ser muy planeada para evitar sobrecarga de trabajo, puntualiza Alejandra Toscano.

5. Cambiar el chip
Por último, la especialista destaca que las empresas no deben implementar la NOM 035 y prevenir los factores de riesgo psicosocial únicamente con el sentido de evitar multas. El cumplimiento de la nueva norma debe realizarse con un enfoque en mejorar el ambiente de trabajo de las personas, porque incluso de esa manera se aumentará la productividad y se reducirá la rotación.

“Cambiar el chip, no lo veas como un tema de cumplimiento, velo como una gran oportunidad de mejora, porque aparte la norma te da muchas líneas de por dónde irte. No es sólo cambia y mejora, te dice mejora en este aspecto, cuida el liderazgo, cuida la comunicación, la relación entre los colaboradores, retroalimenta, evalúa, define objetivos… Creo que la empresa que logre cambiar el chip, lo va a ver realmente como algo muy bueno”, concluye.

Con información de Factor Capital Humano.