Noticias

  • Inicio
  • Servicios
  • Noticias
  • STPS da a conocer estrategias para prevenir y garantizar la nueva legislación laboral

STPS da a conocer estrategias para prevenir y garantizar la nueva legislación laboral

19 de Junio 2020

STPS da a conocer estrategias para prevenir y garantizar la nueva legislación laboral

Con la entrada en vigor el próximo 1 de julio del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), la titular de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS), Luisa María Alcalde Luján, presentó las cinco estrategias necesarias para que las empresas puedan prevenir y garantizar que se está cumpliendo con la nueva legislación laboral.

Informó que por eso se mantiene un intenso trabajo para impulsar el cumplimiento de la reforma laboral, no sólo porque hay plazos establecidos, sino por la entrada del tratado, que incluye un capítulo laboral que puede repercutir en las relaciones comerciales.

La primera estrategia para cumplir con la reforma laboral es entablar el diálogo con el sindicato con el cual se ha trabajado, con la finalidad de que se legitime el contrato colectivo de trabajo. Lo anterior, significa que deben hacer una consulta a los trabajadores y si la mayoría de los trabajadores está de acuerdo se da por legitimado. Esto es una especie de herramienta, a través de la que se pretende limpiar todos los contratos de protección.

El segundo punto es asegurarse que el sindicato haya modificado sus estatutos, que introduzca los nuevos derechos y obligaciones: el voto personal libre, directo y secreto. La rendición de cuentas; equidad de género.

La tercera estrategia es asegurarse que sus contratos colectivos no tengan cláusulas de ingreso; esto está prohibido en la ley, condicionar el ingreso al trabajo; y es una violación a la libertad sindical; incluso para no pertenecer a algún sindicato.

Alcalde resaltó como punto cuatro que no debe haber injerencia, de ningún tipo, en la vida interna de los sindicatos; no del director, tampoco de los gerentes. Y por último, llamó a no tener miedo a los recuentos -elecciones entre dos sindicatos- ya que los empresarios, al tener miedo que llegue otro sindicato, no sólo se meten a apoyar a éste, sino que hay un andamiaje jurídico presentando amparos, mecanismos que acaban estorbando la posibilidad de que exista una elección.

De las empresas inspeccionadas, 48% cumple con medidas sanitarias

Por otro lado, la STPS informó que de las 80 visitas de inspección que se realizaron en los centros de trabajo en los que se incrementó el número de incapacidades, tras el retorno las actividades de empresas esenciales, 48% cumplió con las medidas sanitarias.

Lo anterior demuestra que “implementaron bien los protocolos y lineamientos publicados en el Diario Oficial de la Federación (DOF), mientras que siete de estos centros de trabajo, que representa el 9%, se encontraban cerrados”, detalló la titular del Trabajo, Luisa Alcalde Luján.

Recordó que no necesariamente un trabajador puede solicitar una incapacidad cuando está en actividades, puede estar en su casa y haberse contagiado y aún así puede acceder a la incapacidad. “Lo que nosotros vamos a verificar, es que en efecto el regreso, la reincorporación de los trabajadores sea de manera segura. Que se cuente con las herramientas y los elementos para poder mantener la sana distancia, los filtros de ingreso, las modificaciones en los espacios de trabajo que permitan que no existan estos brotes de contagios”.

1.- Entablar el diálogo con el sindicato con el cual se ha trabajado
Para que se proceda a la Legitimación de Contrato Colectivo de Trabajo. “Recordemos que una de las obligaciones es que todos los contratos colectivos existentes tienen que pasar por un proceso de legitimación”.

Lo anterior, significa que deben hacer una consulta a los trabajadores, previamente el empleador tiene la responsabilidad de darles un ejemplar en físico del contrato colectivo de trabajo y realizar una consulta en presencia de autoridad laboral, de inspectores laborales. Se le preguntará a los trabajadores si están de acuerdo o no con su contrato colectivo. Si la mayoría de los trabajadores está de acuerdo con el contrato colectivo, se da por legitimado. Esto es una especie de herramienta, a través de la que se pretende limpiar todos los contratos de protección que pudiesen existir.

2.- Pensar en la legitimación de contrato colectivo
Se tiene un plazo de cuatro años, a partir del 1 de mayo del 2019 que se publicó la reforma laboral, pero no tenemos que irnos hasta el final de este plazo, yo creo que prevenir también significa ser proactivo y realizar la legitimación del contrato colectivo, dijo la titular del Trabajo. Asegurarse que el sindicato haya modificado sus estatutos, que introduzca los nuevos derechos y obligaciones:

El voto personal libre, directo y secreto
Todo lo que tiene que ver con la rendición de cuentas de las cuotas
Equidad de género. En esta posibilidad que más mujeres puedan participar en las dirigencias sindicales, los empleadores pueden ayudar a asegurarse que su sindicato ya haya hecho esta modificación

3.- Asegurar que sus contratos colectivos no tengan cláusulas de ingreso
Aunque la Ley ya establece que esto está prohibido, hay muchas empresas que se mantiene con contratos colectivos viejos que tienen cláusulas para el ingreso. Esto es una violación a la libertad sindical; no solamente significa que yo pueda crear un nuevo sindicato, sino que no puedo ser obligada a pertenecer a un sindicato.

4.- Que no haya injerencia en la vida interna de los sindicatos
Muchas veces el de arriba, el empresario, el dueño, no está metido realmente en la dinámica ya aterrizada del gerente, del supervisor. Tenemos que ser muy estratégicos en entrar a esa profundidad y garantizar que ni el supervisor, ni el encargado de área, esté apoyando o desincentivando una posible organización nueva o apoyando a un sindicato con el que siempre se ha entendido y al que prefiere. Esto sí tiene que ver con la capacitación del personal desde abajo hacia arriba, porque nosotros mismos nos hemos encontrado que arriba dicen “jamás, yo no me he metido”, pero abajo en realidad sí hay este comportamiento por parte de algunas áreas.

5.- No tenerle miedo ni estorbar los procedimientos de recuento
Muchas veces se organizan más los sindicatos y lo que quiere es que tiene la mayoría de los trabajadores que los respaldan y presenta, ante la autoridad laboral, la posibilidad de que hay un recuento. Esto históricamente surge como cierto miedo por parte de los empleadores, cuando no necesariamente debería haberlo. Nosotros vamos normalizando estos procesos y nos vamos fortaleciendo en conjunto. Muchas veces, sucede que los propios empresarios, al tener miedo que llegue otro sindicato, no solo se meten a apoyar a éste, sino que hay un andamiaje jurídico presentando amparos, mecanismos que acaban estorbando la posibilidad de que exista una elección y que pueda haber un recuento entre dos organizaciones para determinar quien cuenta con mayor legitimación.

Con información de El Economista.